ope´n
  1. SINNERGIAK Social Innovation: la innovación y la cultura de la mano (Case Study 3)

    06.11.2018

    GESTIONANDO LA CULTURA COMO FUENTE DE VENTAJA COMPETITIVA

    SINNERGIAK Social Innovation es un centro de Innovación Social promovido por la UPV/EHU situado en Donostia que por su trayectoria y experiencia han abordado cuestiones como la organización del trabajo, la cultura participativa, los procesos de innovación y transformación en organizaciones, etc. convirtiéndose en referentes en la materia en nuestro entorno.

    En los últimos tiempos, hemos tenido el placer de colaborar con ellos en algunos proyectos, que nos han permitido compartir reflexiones y experiencias, e incluso abrir nuestras miradas más allá de las fronteras internacionales.

    Egoitz Pomares, investigador y director de proyectos de Sinnergiak nos regala en esta entrevista unos pensamientos cargados de significado, entendiendo la organización del trabajo y la gestión de la cultura como elemento central de la transformación económica y social de las empresas y organizaciones. Además, incorporamos también el enlace a una serie de vídeos enmarcados en el proyecto Gipuzkoa Workplace Innovation liderado por Sinnergiak, en el que podréis encontrar varios diálogos de empresas, agentes y referentes internacionales sobre la innovación en el trabajo. (leer más…)

    Etiquetas

  2. HOTEL LONDRES: “la diferencia está en nosotros mismos” (Case Study 2)

    GESTIONANDO LA CULTURA ORGANIZATIVA COMO FUENTE DE VENTAJA COMPETITIVA

    El Hotel Londres no necesita casi presentación para los que somos de la zona, ya que se trata de uno de los hoteles más emblemáticos de la ciudad de San Sebastián. Hace unos años, coincidiendo con las últimas obras del edificio se pusieron en marcha varias acciones encaminadas a construir un proyecto compartido que permitiera a las personas sentirse parte de algo que transcendía su propio trabajo del día a día.

    Desde el convencimiento de la Dirección General se inició un proceso de transformación cultural partiendo de la base de que las personas son el mayor activo y la mayor fuente de diferenciación y valor del hotel.

    Precisamente en palabras de la directora, Elena Estomba, podemos conocer cuáles han sido los pasos que han ido dando en los últimos años, en la entrevista que os presentamos a continuación y en este fabuloso vídeo que lo complementa. Además, añadimos una infografía que resume la filosofía y experiencia del Hotel Londres en el desarrollo de su cultura organizativa como elemento central de la diferenciación de su oferta. (leer más…)

    Etiquetas

  3. NEM Solutions: el ADN NEMer como filosofía de empresa (Case Study 1)

    GESTIONANDO LA CULTURA ORGANIZATIVA COMO FUENTE DE VENTAJA COMPETITIVA

    En esta ocasión queremos presentaros el caso de NEM Solutions: una empresa donostiarra con presencia sólida a nivel internacional que ofrece soluciones integrales en la analítica de datos aplicada a estrategias de predicción. En NEM siempre han considerado que su gente, los NEMers, son el motor del negocio, y que por tanto, su cultura organizativa podía ser uno de sus elementos de diferenciación.

    La innovación es uno de los rasgos de identidad de NEM, tanto a nivel tecnológico como en su propuesta de valor. Sin embargo, han dado un paso más aplicando la innovación también a la gestión de las personas y la cultura de la organización, haciendo que su forma de ser y de hacer haya terminado siendo un reclamo en el mercado laboral y un elemento de marca por el que se le reconoce en el entorno. La cultura organizativa es fuente de ventaja competitiva y valor dentro de la propuesta que hace NEM al mercado y a la sociedad. (leer más…)

    Etiquetas

  4. Retomando: los casos de éxito de EMUN e HIDRO RUBBER como ejemplo.

    GESTIONANDO LA CULTURA ORGANIZATIVA COMO FUENTE DE VENTAJA COMPETITIVA

    Por si os perdisteis las reflexiones y casos de éxito presentados en la Edición 12 de nuestra newsletter, o por si queréis refrescar la información, os volvemos a traer los primeros dos casos que os presentamos. (leer más…)

    Etiquetas

  5. Protegido: Fotografías proceso de desarrollo liderazgo (17.07.2018)

    23.07.2018

    Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

    Escribe tu contraseña para ver los comentarios.
    Gonzalo Serrats
    Etiquetas

  6. SARIKI. LA FUERZA de un PROYECTO COMPARTIDO

    17.07.2018

    Sariki es una empresa familiar, perteneciente al GRUPO UNCETA, que cuenta con un equipo de más de 60 personas. Una empresa a la vanguardia de soluciones de metrología dimensional, especializada en consultoría de medición, suministro de sistemas de metrología, formación de usuarios, asistencia técnica post-venta, servicios de ingeniería de medición y proyectos llave en mano.

    Sariki es una empresa con un modelo de gestión avanzado y largo recorrido en el desarrollo de reflexiones estratégicas realizadas en el seno de su Comité de Dirección. En 2017, a punto de finalizar su plan estratégico anterior, la Propiedad junto con la Dirección deciden que es el momento de iniciar el desarrollo de un nuevo plan estratégico. Un plan que nace con un objetivo claro “Generar un proyecto compartido e ilusionante entre todas las personas de Sariki que oriente el futuro de la empresa y establezca la organización necesaria para su logro”.

    Pasado ya más de un año de este proceso, en el que la empresa establece su estrategia y la organización que le da soporte, hablamos con Josean Larrea, actual Director General de Sariki y Borja Garate, adjunto a Dirección General y sucesor de la actual Dirección General, con el objetivo de que nos trasladen su experiencia y conocimiento en la generación de un proyecto compartido.

    Reflexiones que os dejamos de forma resumida en esta infografía. (leer más…)

    Comentarios desactivados en SARIKI. LA FUERZA de un PROYECTO COMPARTIDO
    Cristina Martínez

  7. La influencia del liderazgo en la visión compartida

    Para aquellos que os apetezca profundizar sobre la influencia del liderazgo transformacional en los resultados, a continuación os dejo una investigación, realizada por la Universidad de Granada, en la se que analiza el papel estratégico que desempeña el liderazgo transformacional y, cómo este influye en la visión compartida, en el aprendizaje y en el resultado organizativo.

    (leer más…)

    Cristina Martínez
    Etiquetas

  8. ¿Diseñar una estrategia compartida?, piénsalo… igual es el momento

    Entramos en el periodo estival; dentro de nada vacaciones, al menos para mí, supongo que también para muchos de vosotros. Momento de desconectar, de disfrutar de la familia, de los amigos, de los hobbies y, de todo aquello que nos apasiona y para lo que no disponemos durante el año del tiempo que nos gustaría. En definitiva, un tiempo para cargar “pilas” y volver de nuevo al trabajo con energía.

    Pero antes de irme de vacaciones, y siendo consciente de que algunos de vosotros iniciaréis a la vuelta o próximamente un proceso de reflexión estratégica, me gustaría dejaros algunas ideas relativas al para qué y los requerimientos necesarios en el proceso de diseño de una estrategia compartida con las personas de la organización. Ideas, reflexiones que os ayuden a decidir el enfoque del proceso y, por tanto, si puede ser el momento de iniciar el diseño de una estrategia compartida.

    Antes de nada, resaltar una frase que leí el otro día y qué decía: “Si una idea ha inspirado a las organizaciones durante miles de años es la capacidad para compartir la imagen del futuro que se procura crear. Es difícil concebir una organización que haya alcanzado cierta grandeza sin visión, valores y metas compartidas”.

    Pero, ¿para qué una estrategia compartida?, ¿qué aporta?  El otro día, en una empresa de gran tamaño, pregunté en el Comité de Dirección a ver cuántas personas de la empresa serían capaces de contar la estrategia, visión y grandes retos, en treinta y cinco palabras, de tal forma que cualquier persona la entendiera. Se miraron los unos a los otros y contestaron “probablemente solo el Comité de Dirección”. En este sentido, lo más básico a lo que nos ayuda una estrategia compartida es a que intereses grupales e individuales compartan, al menos, en esencia una misma orientación. Pero, el para qué de una estrategia compartida tiene un alcance superior ya que, entre otros aspectos, nos proporciona a las empresas la oportunidad de: (leer más…)

    Cristina Martínez

  9. Protegido: Acordando prioridades de comunicación interna – Macro sesión (05.07.2018)

    09.07.2018

    Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

    Escribe tu contraseña para ver los comentarios.
    Ane Egiguren
    Etiquetas

  10. Buscando el propósito de nuestro trabajo

    06.07.2018

    ¿Cuántos de nosotros hemos tenido alguna vez la sensación de que  las cosas no fluyen del todo en nuestra organización? ¿De que no estamos siendo capaces de sacar chispas al negocio, a nuestra estructura y a nuestra gente? ¿Cuántas veces sentimos que necesitamos un empujón o un chute de energía colectiva, que necesitamos hacer las cosas de otra manera e ilusionarnos?

    En muchas ocasiones nos dejamos llevar por la corriente y nos introducimos en dinámicas que, dirigidas por la inercia, y agitadas por la prisa, lejos de activarnos nos desgastan poco a poco. Corremos y nos aceleramos por los pasillos, trabajamos muchas horas bajo presión y damos respuesta a los retos del negocio. Pero al pararnos a pensar, algo no encaja.

    Las personas no queremos trabajar solo para llevarnos un sueldo a casa. Nos gusta saber que nuestro esfuerzo sirve para algo, que lo que hacemos repercute a otras personas, y que estamos contribuyendo a dejar el mundo un poco mejor de lo que lo encontramos. Y esto no es algo solo de los Millennials, esta nueva generación que parece revolucionar al mundo. La historia ha estado llena de revolucionari@s que han luchado y trabajado por algo más que su propia subsistencia, por causas de mayor trascendencia, y por hacer una aportación a algo superior a ell@s mism@s.

    En las empresas ocurre lo mismo. Cuando nuestro trabajo adquiere un sentido, cuando pensamos más allá de las tareas de la agenda, podemos conectar con nosotros mismos y con los demás. Conectamos con nuestros intereses y con las necesidades de otros; con lo que nos mueve y lo que la sociedad reclama de nosotros. Cuando las organizaciones nos dan la oportunidad de dar sentido a nuestro trabajo, y a tantas y tantas horas que le dedicamos, empezamos a notar una corriente de energía positiva que tira de nosotros. Porque merece la pena.

    Dice Richard Barret, experto de referencia en materia de gestión de la cultura organizativa, algo así como, que cuando las personas resuenan con los valores de la organización, es decir, que sus valores personales se ven reflejados en los de la organización, surge el compromiso. Y cuando el propósito de la organización se alinea con las motivaciones personales, entonces surge la pasión. Dotar de sentido a nuestro trabajo y encontrar en la organización un lugar donde satisfacer nuestros intereses personales eleva la relación trabajador-empresa a otro nivel. Incluso, parece obvio pensar que si demandamos de las personas una mayor implicación a nivel emocional (compromiso, sentido de pertenencia, vestir los colores), tendremos que empezar a pensar en aportarles valor y trabajar con ell@s, también en términos emocionales.

    Hablar del propósito en las empresas, trascendiendo incluso los conceptos de misión, visión o retos estratégicos, nos permite acercarnos más a aquellas razones humanas que hacen que estemos aquí, como organización y como personas.  Daniel Pink, en su libro Drive: La sorprendente verdad acerca de lo que nos motiva, habla de que hay tres factores principales que generan implicación, y uno de ellos es el propósito. El propósito responde a para qué hacemos lo que hacemos, qué es lo que realmente perseguimos, y nos liga con una causa más grande que nosotros mismos. Nos permite hablar de lo que nos mueve, de nuestros intereses y de lo que entendemos como éxito compartido.

    Reflexionar de forma conjunta sobre el propósito de la organización da sentido a las cosas, aporta claridad y marca el foco; algunos debates y argumentos superfluos se desvanecen y nos centra en lo que de verdad nos importa. Y es entonces, cuando las personas ven en el proyecto organizativo la posibilidad de dar respuesta a sus intereses personales, cuando el compromiso emocional empieza a surgir de forma natural y la organización se convierte en un espacio que maximiza el potencial de su gente. Un proyecto compartido y un propósito integrador son la base de una cultura organizativa y unas formas de hacer que pueden ser una fuente de ventaja competitiva clara para las organizaciones.

    Es cierto que, en general, trabajar la cultura organizativa, dirigirla, y desarrollarla de forma explícita es una labor compleja. Resulta un concepto tan amplio, y para algunos etéreo, que nos cuesta vislumbrar por dónde empezar a trabajar y como abordarla en su totalidad. Muchas veces, nos parece que nos enfrentamos a una realidad de tal magnitud que se nos hace difícil de comprender su alcance y de controlar todos sus efectos. Sin embargo, hay muchas empresas de nuestro alrededor que comienzan a tener experiencias en esta línea, y a obtener resultados positivos, y en algunos casos, incluso inesperados.

    En el próximo post os presentamos algunas empresas que trabajan su cultura organizativa como fuente de su ventaja competitiva, y nos cuentan cómo entienden su cultura, cuál es su filosofía para abordarla y algunas prácticas concretas que pueden servir de inspiración.

    Podéis ver toda esta información aquí.

    Desarrollar la cultura organizativa es una tarea a largo plazo pero que se puede trabajar poco a poco, paso a paso. Para aquellos que creéis que este es vuestro momento, os recomiendo el post de Cristina Martínez, que nos presenta algunas claves para abordar una reflexión estratégica participativa, una buena opción para comenzar a construir un proyecto compartido.

    Etiquetas