LIDERAZGO EN MOVIMIENTO: ¡VEN, VAMOS!

28.12.2015

¿Por qué el liderazgo tiene que ser un factor de constante desarrollo? Esta es una pregunta que cada persona debería responderse, en OPE Consultores tenemos nuestra respuesta: las personas con responsabilidad en las organizaciones tienen una importancia fundamental para CONSEGUIR lo que una organización quiere y SER de una determinada manera, “Conseguir ser”.

El mundo se mueve deprisa, el mercado cambia rápido, las nuevas generaciones tienen nuevos paradigmas, también nuevas formas de comunicarse, las interrelaciones cambian, la tecnología es veloz y fugaz… y Yo ¿puedo pretender enfrentarme a estos nuevos desafíos sin actualizarme? Eso no es posible. Desarrollar la flexibilidad y unos valores claros, ser capaz de conjugar la acción a corto plazo y recorrer el camino con visión a largo, son requisitos de la evolución directiva.

La máxima pasa por entender que mientras todo evoluciona, Yo, como persona con responsabilidad en mi organización, debo moverme hacia posiciones de mayor influencia e impacto con mi gente. Cambiar, evolucionar. Este es uno de esos aspectos importantes que tenemos que trabajar, hoy… y siempre.

Quién no lo entienda es mejor que no siga leyendo, porque sólo desde el QUERER una persona evoluciona en su forma de actuar. No hay limitación, no existen barreras que la verdadera intención y el esfuerzo personal no puedan superar. ¡Si quiero, puedo!

Sin ánimo de ser extensivo me gustaría introducir algunas claves para poder evolucionar en mi rol de “jefe”, ojalá de líder:

  • Pararme a pensar.
  • Preguntar, obtener feed-back.
  • Observar y experimentar.

PARARME A PENSAR

En esta vida donde solo corremos de un lado al otro como pollos sin cabeza, donde hasta para llegar a los ratos de calma tenemos que desvivirnos en el camino, donde todo es agobio y urgencia, es necesario parar a reflexionar.

Lo escribo de nuevo pero de forma diferente:

Enestavidadondesolocorremosdeunladoalotrocomopollossincabeza,dondehastaparallegaralosratos

decalmatenemosquedesvivirnosenelcamino,dondetodoesagobioyurgencia,

es ne-ce-sa-rio parar a reflexionar.

Porque es desde el pensamiento sereno donde podré poner el foco en elementos que entiendo debo hacer mejor, porque mi organización lo necesita, porque mi gente lo reclama, porque lo necesitamos para vivir en mejor armonía y mayor capacidad de influencia.

PREGUNTAR, OBTENER FEED-BACK

Mi actuación no puede estar fuera de contexto, mi progreso está determinado por un momento en la evolución de mi organización y por unas personas que la conforman: un momento del camino y unos compañeros de viaje. No puedo hacer el avestruz, debo preguntar (a quienes me rodean, a las personas que tienen responsabilidad sobre mí y a las personas que tengo bajo mi responsabilidad) y escuchar la respuesta para saber cómo lo podría hacer mejor.

Hay múltiples formas de hacerlo y encontrar la fórmula adecuada, inventando momentos de serenidad y construcción positiva, es un reto de las organizaciones. Las personas necesitamos consejos para evolucionar, nuevas pistas para avanzar.

OBSERVAR Y EXPERIMENTAR

El ejercicio del ‘liderazgo’, es exactamente eso: ejercicio. Practicar para adquirir un conocimiento o desarrollar una habilidad; el arte de hacer. Es una labor artesana donde las formas de poner en marcha cualquier regla o norma, son fundamentales para su éxito. Es por ello por lo que hay dos elementos que tendremos que poner en marcha en este camino fascinante de nuestro propio desarrollo: ser capaces de observar lo que ocurre o ser capaz de observarme en lo que hago y experimentar. Hacer, hacer ejercicio, probar cosas nuevas, cambiar Yo, para cambiar el mundo, mi mundo.

**

En OPE Consultores tenemos diferentes maneras de trabajar el desarrollo directivo tanto de forma individual como en equipo, siempre con un formato que empuje a la acción y al cambio real.

El acompañamiento al desarrollo de personas a través del mentoring y el coaching individual son prácticas habituales en los procesos de cambio que desarrollamos; de la misma forma trabajamos el desarrollo directivo dentro de entornos grupales:

  • El desarrollo de equipos directivos a través del coaching de equipos.
  • Experiencias novedosas como las comunidades de aprendizaje abiertas puestas en marcha en el Cluster Hegan.
Etiquetas

No hay comentarios>

ìSé el primero en comentar!

Deja tu comentario