Cambio Generacional: Realidad de la PYME Vasca

01.10.2013

Prácticamente todos nosotros conocemos casos cercanos de PYMES que atraviesan grandes dificultades en la etapa crítica del Relevo Generacional.

La vida de la Empresa está repleta de situaciones complejas: crisis económica, duras condiciones de mercado, coyuntura desfavorable,……  pero podemos afirmar que una de las etapas más críticas de la vida de una Empresa es la correspondiente al Relevo Generacional. El 65% de las Empresas desaparece durante la primera generación, sólo un 25% alcanza la segunda,  un porcentaje que se reduce al 9% en la tercera y al 4% en la cuarta.

Una de las razones de esta elevada mortandad se encuentra en la falta de Planificación y una solución inadecuada al Relevo Generacional.

Las Empresas Familiares, tienen que entender que su futuro dependerá de lo acertada que resulte la elección del relevo o nuevo líder del grupo familiar. Desafortunadamente muchas familias suelen confundirse en este punto, debido a que las relaciones afectivas y familiares se imponen a las condiciones personales y profesionales que realmente se requieren para convertirse en el sucesor. La solución más utilizada para este tipo de Empresas es la elaboración de un documento denominado Protocolo Familiar, que es firmado por todos los accionistas y establece unas normas de buena convivencia, así como limita el acceso de los miembros de la familia a la Gestión de la Empresa.

El problema que nos encontramos en las PYMES en general es el de la falta de Planificación. Aproximadamente el 50% de las Empresas del País Vasco, está formada por PYMES de bajo-medio nivel tecnológico de perfil subcontratista. Estas Empresas tienen un perfil de gestión bajo, en los que la Planificación de los Procesos habituales brilla por su ausencia. ¿Cómo se va a planificar algo que se ve tan lejos?

Sólo una Planificación adecuada permitirá abordar con éxito las diferentes opciones que se plantean en la sucesión: relevo familiar, relevo profesional, participación de trabajadores, participación de capital riesgo, etc…

Aunque parezca que falta mucho tiempo para el relevo generacional, no está de más sentar unas bases que aseguren la supervivencia del negocio que tanto está costando levantar.

Juan Ramon Oyarzabal

No hay comentarios>

ìSé el primero en comentar!

Deja tu comentario


siete + 7 =